LA HISTORIA DE LA MARCA

1934

1934

NACIMIENTO

En 1934, Georges Beuchat fundó la sociedad en Marsella. Con tan solo 24 años, este joven apasionado del mundo subacuático que practicaba la pesca submarina, imaginó y creó los productos que han permitido desarrollar las actividades submarinas modernas.

histoire1.jpg

histoire1.jpg
1953

1953

BE ORIGINAL, BE BEUCHAT

Fue su capacidad de inventor infatigable la que convirtió a Beuchat en una marca pionera de las actividades subacuáticas. En efecto, el desarrollo de Beuchat coincide con el desarrollo de los deportes submarinos.

En 1953, Georges Beuchat inventó un traje de buceo isotérmico. Esta innovación (creación) fundamental tuvo un papel clave en el desarrollo de las actividades subacuáticas. Y sesenta años más tarde las bases que asentó continúan siendo válidas, aunque los materiales y las técnicas hayan evolucionado.

Unos años más tarde, Beuchat lanzó la máscara Compensator, la primera máscara con cristal inclinado y relieve nasal para la compensación, y, más adelante, las primeras aletas con toberas: la JetFin. Dos productos que obtuvieron un gran éxito comercial y que todavía hoy se comercializan en todo el mundo.

histoire1.jpg

histoire1.jpg

LA INNOVACIÓN EN EL ADN

Sus innovaciones nacen de la voluntad de aportar más comodidad y mejorar el rendimiento de los practicantes de deportes submarinos. Unos valores que, igual que la capacidad de innovar, forman parte del ADN de la marca Beuchat.

histoire1.jpg

UN DISEÑO MADE IN FRANCE

Esta identidad ha marcado a los equipos de marketing, los ingenieros y los diseñadores que, en la sede de la empresa situada en la costa mediterránea, conciben nuevos productos y presentan nuevas patentes cada año.

histoire1.jpg

INSPIRED BY THE SEA

El mar, además de ser la inspiración inicial de Beuchat, es también el eje central de su experiencia técnica y el espacio donde la marca puede aportar todos sus conocimientos para hacer llegar su saber hacer al mayor número de deportistas y aficionados de las actividades subacuáticas.

histoire1.jpg

Síguenos
En redes sociales